¿Qué son las carillas dentales?

Actualmente estamos constantemente viendo a famosos, presentadores de televisión e influencers con sus sonrisas perfectas, casi de ensueño. Esto despierta en mucha gente la necesidad de tener una sonrisa como la de sus ídolos. Antes era algo mucho más frustrante, ya que no había muchas clínicas especializadas en estética dental. Hoy en día hay cualquiera puede conseguir la sonrisa con la que siempre ha soñado gracias a un tratamiento de carillas dentales.

Carillas dentales, ¿qué son?

Muchas personas que quizás nos estén leyendo y quieran cambiar su sonrisa no sepa qué son las carillas y cómo pueden mejorar su imagen. La carilla es un elemento que se coloca sobre la superficie del diente y puede ser de distintos materiales. La carilla cambia la forma y el color del diente para conseguir que sea perfecto. Mucha gente tiende a pensar que es una pieza dental completa, en ningún caso las carillas sustituyen a diente, ya que necesita una pieza dentaria para ser colocado.

¿Qué tipos de carillas existen?

Hay dos tipos principales de carillas

  • Carillas de composite. Es una mezcla de resina sintética que se coloca en el diente. Se realiza en el gabinete de la clínica directamente sobre el diente. Tras aplicar el composite el profesional moldea el material para darle la forma y el tamaño deseados. Para endurecerlo se utiliza una lampara de fotopolimerización. Este tipo de carillas se colocan en una sola sesión.
  • Carillas de porcelana. Son pequeño recubrimientos fabricados en porcelana que se colocan en la superficie del diente. Se colocan en varias sesiones y también necesita una lámpara de fotopolimerización para aplicarlas.

¿Qué carilla elijo, porcelana o composite?

Dependiendo del resultado que se busque será más recomendable un tipo u otro. Si se quiere un resultado muy natural y realista se recomienda realizarse un tratamiento de carillas de porcelana, ya que imita mejor el diente. El material reacciona ante la luz igual que un diente real, cosa que nos sucede con las carillas de composite. Además, en comparación con otros materiales, es muy resistente a las manchas, aunque eso no quiere decir que no haya que prestar atención a los alimentos y bebidas que se toman.

Las carillas de porcelana tienen otra gran ventaja en términos de durabilidad. Tras colocar las carillas en el diente las carillas de porcelana se sujetan firmemente a la estructura dental sana para crear una restauración sólida que puede durar entre 10 y 15 años si se cuidan adecuada mente; las carillas de composite duran la mitad de los años, incluso cuidándolas bien.

Si se mira el aspecto económico y de rapidez, las carillas de composite ganan. En primer lugar, son mucho más baratas y además se pueden arreglar fácilmente sin tener que reponer la carilla por completo. Con las carillas de porcelana no se puede solo arreglar el desperfecto, hay que cambiar la carilla por otra. En segundo lugar, tan solo se necesita una sesión para colocarlas; las de porcelana por su parte, necesitan más de una visita al dentista.

También hay que tener en cuenta si se quiere una solución reversible o una solución permanente, ya que una vez que se talle el diente no hay vuelta atrás. Si no sabes si te sentirás bien con tu nueva sonrisa puedes elegir un tratamiento de carillas de composite no invasivo, que como tan solo hay que limpiar la superficie del diente para colocar la carilla sin tallar, pasado el tiempo se pueden quitar y volver al aspecto original del diente.

¿Cómo se pone una carilla?

De nuevo la respuesta depende del tipo de carilla que se elija. La colocación de las carillas de composite no duele ni si quiera hace falta anestesia, ya que solo es necesario limpiar la superficie del diente.

En el caso de las carillas de porcelana sí que es necesario sedar. Ya que hay que tallar el diente. También en el caso de las carillas de porcelana, es posible que el paciente note una ligera sensibilidad dental puesto que se le ha tocado el esmalte dental en el tallado. Lo normal es que esta pequeña molestia pase en unos días. Si tras la colocación de las carillas el paciente nota dolor o inflamación, es recomendable acudir al dentista para que revise el estado de la boca.

¿Cuál es el precio de las carillas dentales?

Las carillas de porcelana, al ser más resistentes, tiene un precio mayor que las de composite. El precio por carilla de porcelana está entre los 400 – 850€. Por su parte las carillas de composite tienen un coste de entre 150 y 250€ cada una. El precio principalmente varía en función de centro en el que se realice el tratamiento, aunque es aconsejable realizárselo en una clínica especializada en estética dental, en el buscador eden.clinic podrás encontrar el que se adapte a tus necesidades, guíate por las opiniones de los pacientes para elegir el mejor.

¿Cuánto duran las carillas?

Como ya hemos comentado en párrafos anteriores, las carillas de porcelana duran entre 15 y 20 años las de composite entre 5 y 15 años. Para que éstas, sean de porcelana o de composite, duren en el tiempo es necesario prestar atención a una serie de detalles.

  • Mantén una buena higiene oral. Es importante que te cepilles 3 veces al día, que pases la seda dental entre tus dientes y que utilices un colutorio para eliminar todas las bacterias que haya en tu boca y puedan afectar a tus carillas.
  • Controla tus problemas de bruxismo. Si aprietas los dientes mientras duermes y llevas carillas tienes un problema, ya que al ejercer tanta presión podrías romper alguna de ellas. Por ello es importante que uses una férula de descarga que te ayude a no apretar la mandíbula mientras duermes.
  • No muerdas cosas duras. Las carillas son delicadas antes grandes presiones como puede ser un hecho tan simple como morder un bocadillo, una manzana o las uñas. Evitar morder objetos duros o de lo contrario puede que se te caiga alguna carilla.
  • Tener cuidado con las manchas. Las carillas se pueden volver amarillentas si se consumen bebidas o alimentos que dejan manchas en la ropa blanca. Fumar tampoco ayuda a mantener el blanco de tus carillas.
  • Visitar a su dentista de forma regular. Es fundamental que visites a tu dentista regularmente si quieres que tus carillas duren muchos años. De lo contrario, la placa se acumulará bajo la carilla y podrá provocar que tus encías se inflamen o que aparezcan caries en el diente que sujeta la carilla.

¡Te escuchamos!

Creemos que con esta información básica sobre las carillas puedes tomar una decisión más acertada sobre el tratamiento que quieres elegir. Y si crees que falta algo, tienes alguna sugerencia o te has hecho un tratamiento de carillas y quieres contarnos la experiencia, escríbenos en los comentarios.

 

 

comentarios
0