¿Qué es la ozonoterapia?

¿Ozonoterapia? ¿Tratamiento con ozono? Posiblemente estés preguntándote qué es eso y si nos hemos vuelto completamente locos. Y la verdad es que no, hablamos totalmente en serio cuando decimos que hay un tratamiento con ozono para determinadas patologías dentales. El uso de ozono tiene buenos resultados en tratamientos de cicatrización o de desinfección, entre otros. En este artículo te hablaremos de qué es la ozonoterapia y para qué sirve. 

¿Para qué sirve la ozonoterapia?

El uso del ozono en odontología es algo desconocido para muchos pacientes. Esta sustancia es muy potente a la hora de eliminar gérmenes de muchos tipos (bacterias, hongos, virus y esporas). Una de sus grandes ventajas es que puede incluso llegar a sustituir el uso de antibióticos, con lo que evitamos que el cuerpo se acostumbre a los mismos y genere resistencias. Por ello se dice que es el desinfectante más natural que existe.

La ozonoterapia no es como otros tratamientos, su uso no afecta a otras células humanas ni produce alergias y además acaba con el 98% de los gérmenes patógenos. Al oxigenar los tejidos tiene grandes beneficios en los tratamientos odontológicos, ya que por ejemplo, aumenta la elasticidad de los glóbulos rojos lo que reduce el sangrado.

Para poder aplicar este tipo de tratamiento, la clínica dental necesita contar con un ozonizador. Ester aparato produce ozono transformando el oxígeno en esta sustancia a través de un arco metálico que altera los átomos. A través de una pieza de boca recubierta se introduce el arco en la boca del paciente y se va aplicando el ozono en la zona infectada.

El paciente debe coger en la mano una toma de tierra para evitar que el contacto entre el ozono y los tejidos blandos (encías) le produzca algún calambre. En personas que normalmente tengan sensibilidad, es posible que les produzca alguna sensación, pero no es un procedimiento que produzca dolor al paciente, de hecho, no es necesario usar anestesia. Este tratamiento es tan sencillo que no presenta efectos secundarios.

Su precio varía. Hay clínicas que lo incluyen en el precio de los distintos tratamientos de la enfermedad periodontal, como pueden ser los curetajes, y otras que lo cobran a parte. De hecho no hay un arco de precios porque varía mucho. 

¿Qué beneficios tiene la ozonoterapia?

Una vez te hemos hablado de qué es el tratamiento de ozono dental y cómo se aplica, vamos a hablar de en qué casos es efectivo usarlo.

  • Aftas. Son heridas que aparece en la mucosa de la boca (mejillas, lengua, paladar…) que tienen un tamaño pequeño (no suele superar los 8 milímetros) y tienen un tono blanquecino rodeado por un círculo rojo. Esta es una de las enfermedades orales más comunes. Hay muchos motivos por los que pueden aparecer: tratamientos de ortodoncia, estrés, infección vírica, cambios hormonales entre otras muchas causas.
  • Herpes labial. Es una infección vírica que provoca la aparición de pequeñas ampollas que al romperse general la aparición de una costra. Normalmente está causado por el virus del herpes simple y se transmite por contacto, aunque no haya presencia aún de ampollas. No hay una cura definitiva, el herpes se puede curar con cremas y con este tratamiento de ozono.
  • Enfermedad periodontal. Se dice que es la inflamación de los elementos que protegen y sujetan el diente: las encías, el ligamento periodontal, el cemento radicular y el hueso. Cuando se sufre enfermedad periodontal las encías están inflamadas y rojas, también suelen sangrar al cepillarse o sin necesidad incluso de tocarlas. La enfermedad en sus primeras fases se conoce como gingivitis y cuando empeora es periodontitis. El ozono ha demostrado mejorar la inflamación de las encías.
  • Endodoncia. Una endodoncia es lo que se conoce como matar el nervio. Cuando la pulpa se inflama a causa de una caries hay que extraerla. Con la ozonoterapia se eliminan las bacterias del conducto radicular, lo que multiplica las posibilidades de éxito y evita que se tenga que extraer un diente natural. Una vez se mata el nervio la zona desvitalizada y sin sensibilidad.
  • Aceleración de la cicatrización de tejidos blandos. Por ejemplo, en cirugías para sacar las muelas del juicio o en la colocación de implantes.

Orígenes de la ozonoterapia

Curiosamente el uso del ozono en tratamientos dentales no es algo novedoso. Durante la primera guerra mundial el Doctor Wolf inventó el primer aparato de ozonoterapia, pero no será hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando se empieza a aplicar en pacientes. En un primer momento se usaba solo para evitar complicaciones bacterianas en pacientes con implantes, ya que se descubrió que tenía un poder germinicida muy potente.

En Suiza el doctor Sandhaus creó el Ozonisator, que empleaba ozono y agua oxigenada. Este doctor realizaba a sus pacientes enjuagues con agua con agua de ozono e inyecciones de ozono en la zona afectada, lo que tuvo un gran éxito. Posteriormente el doctor Koch comprobó que índice de implantes que superaban el proceso de osteointegración era mayor en pacientes que habían sido tratados con ozono.

¡Te escuchamos!

Esperamos que este artículo te haya ayudado a saber qué es la ozonoterapia y cómo puede beneficiarte este tratamiento que parece tan novedoso pero que tiene ya muchos años a la espalda. Puedes encontrar una clínica dental que cuente con tratamientos dentales de ozono en el buscador eden.clinic. Filtra la búsqueda según tus necesidades, los resultados fruto de esta búsqueda se ordenarán por cercanía para que elijas el centro dental que más cercano a ti sea.

 

comentarios
0