¿Qué son los retenedores dentales de ortodoncia?

Ha tardado, pero… ¡Por fin has terminado tu tratamiento de ortodoncia! Ahora bien, si no quieres haber tirado tu tiempo y dinero este artículo te interesa porque no pienses que vas a poder olvidarte de tus dientes tan fácilmente. Si no sigues una serie de pautas y usas retenedores de ortodoncia tus dientes volverán a su posición original, como si nunca hubieras llevado ortodoncia. Deja que te contemos todos los detalles.

¿Qué es un retenedor dental?

Te hemos hablado en el párrafo anterior de la necesidad de que lleves un retenedor, pero posiblemente no sepas de qué estamos hablando. Antes de explicarte qué es un retenedor debemos contarte que los dientes tienen “memoria”, ya que después de realizar un tratamiento de ortodoncia vuelven a su posición inicial si no se sujetan.

En torno al ligamento periodontal hay unas fibras elásticas que se alteran cuando se realizan los movimientos dentarios con la ortodoncia. Estos cambios en las fibras generan una cierta memoria en el diente, y cuando se deja de hacer presión sobre ellos, el diente vuelve a su espacio original. Un retenedor es arco o aparato que impiden que se muevan a su posición original tras un tratamiento de ortodoncia.

Retenedores dentales fijos vs. Retenedores dentales removibles

Hay dos tipos de retenedores dentales después de la ortodoncia: fijos y removibles. El retenedor dental fijo es un alambre fino que se cementa en la cara interna de los dientes y se une de canino a canino. Al estar en la cara interna es totalmente invisible, solo lo notará el paciente al rozar con la lengua.Al no ser removibles hay que tener una mayor higiene en la zona. Es recomendable pasar el cepillo por encima del alambre, ya que puede que se acumulen restos de placa y con el tiempo provoque alguna infección en las encías o alguna carie en el diente. Este tipo de retenedor está puesto siempre.

Por otro lado, hay varios tipos de retenedores dentales removibles, es decir los de quitar y poner, Pueden ser de plástico, metal o una combinación de ambos.

  • Férula de retención: En apariencia son como los alineadores transparentes de la ortodoncia o como las férulas de descarga, pero no hay que confundirlo con estos aparatos. Estos aparatos de plástico abarcan toda la boca y se suelen usar durante la noche. Es necesario limpiarlos bien todos los días.
  • Retenedor Hawley: es un retenedor formado por un arco exterior y unos ganchos que se colocan en los molares y cubren parte del paladar con un material acrílico. Este tipo de aparato no se puede limpiar con pasta de dientes normal o el acrílico podría dañarse.
  • Retenedor intracoronario: Este es el tipo de retenedor que se suele usar en pacientes con enfermedad periodontal, ya sea gingivitis o periodontitis). Se realiza un pequeño canal en la cara lingual de dientes incisivos y caninos, por ellos se introduce una barra de retención que se tapa con composite dando una fijación superior y evita la movilidad.

Es importante limpiar bien los retenedores removibles antes y después de cada uso. También es clave no olvidar usarlo ninguna noche y seguir las pautas de tu ortodoncista, de lo contrario, de nada habrá servido el dinero invertido en el tratamiento de ortodoncia. El paciente debe acudir a consulta de forma periódica para ver el estado del retenedor y cambiarlo cuando sea necesario.

¿Cuánto tiempo tengo que llevar los retenedores dentales?

Sentimos decirte que la respuesta es sí. Lo normal es que los fijos duren muchos años y no tengas que preocuparte por reemplazarlos. Por su parte, los retenedores removibles deben ser reemplazados con más frecuencia, y aún más sabiendo, que durante los 3 primeros meses deben llevarse puestos las 24 horas del día. Después solo se usarán por la noche. Si antes de que tengas que acudir a la siguiente revisión notas que el retenedor removible se deforma, pide cita porque necesitarás reemplazarlo por uno nuevo.

La duración de por vida es un dato que debes tener en cuenta a la hora de elegir el tipo de retenedor. Tienes que pensar si recordarás ponértelo todos los días o si prefieres una solución que dure en el tiempo y por la que no te tengas que preocupar tanto.

Precio de los retenedores dentales 

Generalmente las clínicas ofrecen los retenedores de forma gratuita, pero debes consultando con tu dentista. Lo normal es que el precio comience desde los 160€.

¿Qué hago si mi retenedor dental está roto?

Si se mantiene una higiene adecuada los retenedores, tanto fijos como removibles, no deberían romperse. En el caso de los removibles en las consultas es más común ver que los pacientes los han perdido. Si esto sucede es importante ir a consulta para hacer uno nuevo, si se pospone mucho los dientes podría ir moviéndose y dejar de estar alineados.

¡Te escuchamos!

Si no tenías ni idea de lo que era un retenedor esperamos que gracias a este artículo lo tengas ahora mucho más claro. Y si crees que necesitas algún dato más, tienes alguna sugerencia o quieres contarnos tu experiencia, escríbenos en los comentarios. También te recomendamos encontrar una clínica que cuente con expertos en ortodoncia en el buscador de clínicas dentales eden.clinic.

comentarios
0